Nuestro Credo

Creemos que nuestra primera responsabilidad es con los pacientes, médicos, y enfermeras, con las madres y padres y todos los demás que utilizan nuestros productos y servicios. Para responder a sus necesidades, todo los que hagamos debe ser de primera calidad. Debemos luchar constantemente por ofrecer valor, reducir nuestros costos a fin de mantener precios razonables. Los pedidos de los clientes deben ser atendidos rápidamente y con precisión. Nuestros socios comerciales y distribuidores deben tener la oportunidad de conseguir una ganancia justa.

Somos responsables ante nuestros empleados, quienes trabajan con nosotros en todo el mundo. Debemos ofrecer un entorno de trabajo incluyente, en el que cada persona debe ser considerado como individuo. Debemos respetar su diversidad y dignidad y reconocer su mérito. Deben encontrar seguridad, realización personal y un propósito en sus trabajos. La retribución tiene que ser justa y adecuada, y las condiciones de trabajo limpias, ordenadas y seguras. Debemos respaldar la salud y bienestar de nuestros empleados y ayudarlos a cumplir con sus responsabilidades familiares y demás responsabilidades personales. Los empleados deben sentirse libres para presentar sugerencias y quejas. Debe existir igual oportunidad de empleo, desarrollo y ascensos para aquellos que estén calificados. Nuestros líderes deben ser competentes, y sus acciones han de ser justas y éticas.

Somos responsables ante las comunidades en las que vivimos y trabajamos e igualmente ante la comunidad mundial. Debemos ayudar que las personas estén más sanas, mejorando el acceso a la salud y a la atención médica en más lugares alrededor del mundo. Debemos ser buenos ciudadanos, a fomentar la mejora de la salud y la educación y hacernos cargo de nuestra justa porción de impuestos. Debemos mantener en buen estado los bienes que tenemos el privilegio de usar, protegiendo el ambiente y los recursos naturales.

Nuestra responsabilidad final es con nuestros accionistas. Nuestro negocio debe rendir una ganancia sólida. Debemos experimentar con nuevas ideas, continuar la investigación, desarrollar programas innovadores y pagar por nuestros errores. Se deben comprar nuevos equipos, proporcionar nuevas instalaciones y lanzar nuevos productos. Han de crearse reservas para proveer en tiempos adversos cuando operemos de acuerdo a estos principios, los accionistas obtendrán una ganancia justa.