El Cáncer de Colon y recto se puede prevenir y se puede curar; la clave está en la detección temprana

Hero Image
  • A partir de los 40 años, se deben realizar pruebas de detección periódicas, o antes si se presentan factores de riesgo,
  •  La detección y extracción oportuna de pólipos puede prevenir el desarrollo de cáncer

Ciudad de México, 31 de marzo, 2018. – Como cada año el 31 de marzo, se conmemora el Día Mundial del Cáncer de Colon y Recto, y es un buen momento para reflexionar sobre esta enfermedad, hablar sobre su prevención, detección oportuna y tratamientos eficaces.

El Cáncer de colon y recto (CCR), el 4to cáncer más frecuente en México y a nivel mundial[1], es un crecimiento anormal de células malignas en los tejidos del colon, recto y apéndice. Se puede desarrollar a partir de crecimientos en forma de hongos (pólipos), que se forman en las paredes del colon o recto[2] .

Esta enfermedad puede afectar a cualquier tipo de persona; sin embargo, existen factores de riesgo que se deben tomar en cuenta como sobrepeso u obesidad, inactividad física, dieta rica en carne roja, tabaquismo, abuso de alcohol, desórdenes alimenticios, edad (tener más de 40 años), pólipos, colitis, antecedentes familiares con pólipos o cáncer, factores étnicos y Diabetes Tipo 2. [3]

La Dra. Itzel Vela, médico adscrito al Departamento de Tumores Digestivos del Instituto Nacional de Cancerología (INCan), asegura que “lo más importante es llegar al diagnóstico, dependiendo de la etapa en la que esté la enfermedad, se determinará el tratamiento más adecuado. Si el paciente es diagnosticado y tratado a tiempo, el Cáncer de Colon y Recto es curable”.  

Los pacientes con diagnóstico de CCR en etapas tempranas, se enfrentan a una tasa de sobrevida del 92%. A medida que la enfermedad avanza antes de ser detectada y tratada, la tasa de sobrevida disminuye de manera importante.

“Si se llegan a presentar más de tres factores de riesgo antes mencionados, es indispensable acudir a un médico especialista, ya que desafortunadamente el CCR, al igual que otros tipos de cáncer, en etapas tempranas no presenta síntomas”, agregó la Dra. Vela.

En la actualidad existen métodos de diagnóstico por medio de los cuales se puede detectar oportunamente este tipo de cáncer, curándolo de manera definitiva o previniendo su aparición.

Se recomienda que las personas mayores a 40 años se realicen: anualmente una prueba de sangre oculta en heces (FIT) o prueba inmunohistoquímica fecal, sigmoidoscopia flexible cada cinco años, enema baritado doble contraste cada cinco años o colonoscopia cada 10 años. [4]

Una vez que el paciente ha sido diagnosticado y dependiendo de diferentes factores, el médico especialista elegirá alguno de los tratamientos disponibles para el CCR, como lo es la cirugía, radioterapia y quimioterapia. Para pacientes con CCR en etapas tempranas, el tratamiento más común será la solución quirúrgica, ya que es la única modalidad terapéutica curativa para el CCR.[5]

La colectomía es un procedimiento quirúrgico que busca la remoción parcial o total del colon. Puede ser realizado mediante abordaje abierto, o laparoscópico y es un procedimiento quirúrgico seguro y efectivo.   “La colectomía laparoscópica resulta en beneficios importantes para el paciente en comparación con la cirugía abierta, se reduce el tiempo de estancia

hospitalaria, menor tiempo de recuperación, menor riesgo de infecciones y mayor control del sangrado, y dolor post-operatorio”, concluyó la Dra. Vela.

No olvides…

  1. El CCR no presenta síntomas en etapas tempranas, por eso hay que estar atento a cualquier anormalidad que se presente en las evacuaciones.
  2. Algunos factores de riesgo son: obesidad, Diabetes Tipo 2, pólipos, inactividad física y tabaquismo.[6]
  3. Los métodos de diagnóstico más comunes son: Tacto rectal, FIT (prueba de sangre oculta en heces), sigmoidoscopia flexible, enema baritado doble contraste y la colonoscopia.[7]
  4. Los tratamientos más comunes son: cirugía, radioterapia y quimioterapia. [8]
  5. Para pacientes en etapas tempranas de CCR el tratamiento más eficaz será la solución quirúrgica, ya que es la única modalidad terapéutica curativa para el CCR.[9]

Johnson & Johnson Medical Devices, está comprometida con la salud de los pacientes, y ha desarrolla innovaciones en dispositivos médicos para el tratamiento quirúrgico de mínima invasión del CCR. Además, ha creado materiales para difundir información práctica para la detección y atención temprana de la enfermedad.

 

Sobre Johnson & Johnson Medical Devices [México]

Contribuyen significativamente para la evolución de las cirugías por más de un siglo, Johnson & Johnson Medical Devices trabaja para alcanzar cada vez más pacientes y mejorar más vidas. El grupo representa el negocio tecnología quirúrgica y soluciones de especialidades más completa del mundo, ofreciendo una amplitud de portfolio, servicios, programas y diagnósticos de desarrollo sin precedentes, dirigidos al avance del cuidado de pacientes y la entrega de valor clínico y económico a los sistemas de salud en el mundo

 

CONTACTO DE PRENSA:

Johnson & Johnson MD
Julieta Luna Lasso de la Vega
Communications & Public Affairs Sr. Manager/ 1105-8640
[email protected]

Porter Novelli
Andrea Ponce / 5010-3253
[email protected]
Elsa Argüelles / 5010 3212
[email protected]  
 


[1] Instituto Nacional de Salud Pública (INSP), https://www.insp.mx/infografias/cancer-colon-recto.html

[2] Fundación Fomento de Desarrollo Teresa de Jesús, I.A.P. (FUTEJE) http://www.futeje.org.mx/cancer.php

[3] Colorectal Cancer – American Cancer Society. Disponible en: http://www.cancer.org/(27/03/2017)

[4]Calva Arcos M, et al. Revisión y actualización general en cáncer colorrectal. Anales de Radiología México 2009;1:99-115

[5]Benson AB. Epidemiology, disease progression, and economic burden of colorectal cancer. Journal of Managaged Care Pharmacy 2007;13:S5−18; Morneau M, et al. Laparoscopic versus open surgery for the treatment of colorectal cancer. Canadian Journal of Surgery 2013;56(5):297−310.

[6] Colorectal Cancer – American Cancer Society. Disponible en: http://www.cancer.org/(27/03/2017)

[7] Calva Arcos M, et al. Revisión y actualización general en cáncer colorrectal. Anales de Radiología México 2009;1:99-115.

[8] y 9 Benson AB. Epidemiology, disease progression, and economic burden of colorectal cancer. Journal of Managaged Care Pharmacy 2007;13:S5−18; Morneau M, et al. Laparoscopic versus open surgery for the treatment of colorectal cancer. Canadian Journal of Surgery 2013;56(5):297−310.